Adolf Hitler - Biografia


Adolf Hitler nace el 20 de abril de 1889 en una pequeña ciudad en la frontera entre Austria y Alemania llamada Braunau am inn. Hijo de Alois Hitler, quien trabajase toda su vida como agente de aduanas y de Klara Poltz, prima de Alois. De los 6 hijos que tuvieron solo sobrevivieron Adolf y Paula. Alois por su parte tuvo otros dos hijos con su segunda esposa, llamados Alois y Ángela.

Alois tuvo durante 39 años el apellido Schicklgruber, el cual fuese el apellido de su madre, pero en 1876 tomo el apellido de su padrastro Johann Georg Hiedler, escrito de muchas formas y pronunciados de manera similar, por lo cual adopto el apellido Hitler. Panfletos repartidos en Europa por los aliados con intención de desacreditar a Hitler, tomaban el apellido Schicklgruber haciendo alusión a que toda su vida fue un engaño, pero sin embargo, Adolf nació bajo el apellido legítimo de Hitler.

La infancia de Adolf fue feliz excepto por las palizas que le daba su padre cuando llegaba muy tarde por estar jugando a policías y ladrones con sus amigos o a los soldados, donde solía adoptar un rol de líder. Sin embargo, la cólera de su padre la contrarrestaba el amor de su madre hacia él. Debido al trabajo de Alois, la familia no vivió nunca en un solo lugar. Vivieron en Passau, Lambach, Leonding y en Linz. En la escuela primaria Adolf fue aplicado con sus deberes y muy estudioso. Ya al entrar al bachillerato empieza a mostrar un rendimiento bajo y era displicente frente a los deberes. El mismo comentaría mas tarde que esto se debió a que quería llevarle la contraria a su padre, quien al sentirse muy orgulloso de su trabajo como aduanero (puesto que había adquirido con mucho esfuerzo, dedicación y prácticamente sin una base educativa sólida), quería que Adolf le siguiera los pasos. Pero Adolf quería ser pintor, cosa que le disgustaba sobremanera a su padre. Cuando Alois se pensionó, tuvo la oportunidad de dedicarse a su pasión: la apicultura, pero Adolf no aguantaba a su padre en casa tanto tiempo causando enfrentamientos entre ambos. Alois moriría en enero de 1903.

Adolf de todas maneras siguío sin mejorar en la escuela secundaria y a pesar de la insistencia de su madre en que finalizase sus estudios, y los dejó a los 16 años cuando cursaba octavo grado. Según él, fue uno de los periodos más gratificantes de su vida pues vivía con su madre, quien a su vez vivía de la pensión que le había dejado su esposo. Adolf se la pasaba pintando, leyendo y escuchando a Richard Wagner. Unos años después, convenció a su madre para que le ayudara a viajar a Viena para estudiar allá en la academia de bellas artes. Su amigo August Kubizek también fue a Viena a estudiar música. Adolf se presentó por primera vez a su examen en la academia de bellas artes pero no pasó. Le dijeron que carecía de dotes artísticas y le recomendaron estudiar arquitectura. Para la época que su madre se encuentra enferma de cáncer, Adolf vuelve a donde ella está. Esto fue en diciembre de 1907, mes en que ella muere. La muerte de su madre lo afectó profundamente y mucho se ha dicho que una de las razones por las cuales su antisemitismo estuviese tan arraigado en él fue porque al cuidado de ella estaba un medico judío. Sin embargo esto ha sido desmentido. Su estadía en Viena fue una etapa decisiva para su carácter. Hitler había cedido la parte de la herencia que le quedaba a su hermana Paula, lo que le servía a él para pagar la renta y subsistir modestamente poco después de la muerte de su madre. Incluso podía darse el lujo de ir a la opera diariamente con su amigo Kubizek, rutina que amaban. Pero al no tener este sustento por más tiempo, se dedicó a pintar para subsistir. Después de presentarse en la academia y ser rechazado por segunda vez, vivió con su amigo por un tiempo y después no volvieron a verse sino mucho después. Al no poder pagar la renta, estuvo viviendo en un albergue para indigentes. Su única salida fue la pintura, pues vendía acuarelas que el pintaba en bares y tabernas de la ciudad. Su situación mejoraría un poco en 1912. De allí se mudaría a una pensión y tendría la oportunidad de discutir sobre política en el salón donde pintaba los cuadros que vendía y leía el periódico.

Para 1913 Hitler se traslada a Munich cuando se entera que el ejército en Austria lo buscaba por haber eludido el servicio militar. Su situación se definiría al final de la guerra con suerte y algo de descuido del estado Austriaco. Al iniciar la primera guerra mundial en 1914, Hitler se presenta como voluntario para combatir. Demuestra ser un soldado valiente y dedicado pero sus superiores no verían en él dotes de mando, llevándolo solo a obtener el grado de cabo. El 15 de octubre de 1918, Hitler fue trasladado a un hospital militar, debido a que quedo ciego temporalmente por un ataque con gases tóxicos. Para cuando estaba curado la guerra había terminado, pero su reacción fue de odio contra los socialdemócratas, al estar vinculados estrechamente con el marxismo, enemigo del nacionalismo. La creación del tratado de Versalles deja a una Alemania destruida como culpable por todas las desgracias causadas durante la guerra. Este tratado seria clave para la doctrina que Hitler propagaría en un futuro.

La guerra había sido para Hitler lo mejor que le podía pasar. Antes de ella no tenía un lugar fijo donde vivir ni un sustento claro. El ejército fue su hogar durante 4 años. Al terminar esta, el permaneció en el ejército trabajando como espía, destinado a acabar con levantamientos socialistas. Regresó a Munich en 1919 y allí se le designó la tarea de reclutar personas con una idea nacionalista conveniente para el ejército. Asistió a varias reuniones de un partido en etapa de desarrollo: el Partido de los Trabajadores Alemanes (DAP). En este conoce a Dietrich Eckart, el fundador del partido y quien descubriese el talento como orador de Hitler. En 1921 Hitler ya participaba completamente de las actividades del partido y empezó a ser conocido por sus discursos en los que difamaba sobre el tratado de Versalles, otros partidos de corte marxista y sobre todo de los judíos. Se apoyó de un pequeño ejército paramilitar, conocido como las SA y de su jefe Ernst Röhm para atacar a los comunistas y en 1923 preparó un golpe de estado, el cual falla. Fue sentenciado a 5 años de prisión de los cuales cumplió solo 8 meses por buena conducta. Durante este periodo dictaría a Rudolf Hess su libro Mi Lucha, donde expone su pensamiento y su doctrina.

Después de que Hitler saliera de la cárcel, prosiguió con las actividades políticas de su partido. Tomó más notoriedad debido a la crisis económica de 1929. Conoció a Albert Speer, su arquitecto y ministro de armamento. La propaganda Nazi, efectiva desde las épocas del golpe fallido, fue nuevamente importante para las elecciones de 1932, donde Hitler quedaría en segundo lugar derrotado por Paul Von Hindenburg. Debido a presiones del partido de Hitler y a varias movidas estratégicas, Hindenburg se vio obligado a pactar con Hitler otorgándole la cancilleria Alemana el 30 de enero de 1933, que daría un poder casi ilimitado a Hitler. Su poder se consolidó cuando Hindenburg muere en agosto de 1934. Entre las reformas básicas que hizo después de esto estuvo el hecho de hacer al partido nacionalsocialista el único legal en Alemania, depuró su partido en la noche de los cuchillos largos, se dio luz verde para la persecución de grupos no arios y empezó un rápido rearme.

Hitler durante este periodo ordenó la creación del Volskwagen, un carro que todos los Alemanes pudiesen comprar. También creó un estado de bienestar donde se ideo un sistema de seguridad social parcial y donde los precios de la vivienda se mantuvieron estables para que los alemanes pudiesen adquirir una, además de un sistema de vacaciones financiado con los bienes que se confiscaban a grupos disidentes y judíos. A muchos campesinos Arios se les entregó tierras que eran propiedad del estado. Para 1935, los índices de desempleo bajaron y el crecimiento interno fue superior que en el resto de países europeos. Mostró éxitos en el control de paros y en política exterior, al reincorporar el Sarre, región administrada por Francia durante 18 años y la remilitarizacion de toda la región de Renania en 1936, violando claramente el tratado de Versalles. Para 1945 Alemania contaría con la mejor red de televisión por cable del mundo. La seguridad social fue mejorada en gran manera. Se aprobó la eutanasia selectiva y la clase media percibió un cambio positivo radical en su economía.

Para 1938, Austria entraría a formar parte de Alemania y la región de los sudetes, que hacia parte de Checoslovaquia, se incluyó también a Alemania pues la mayoría de su población no era eslava sino germanos. Poco antes de que comenzara la segunda guerra mundial, Hitler invadió el resto de Checoslovaquia y en agosto 23 de 1939 firmó el pacto Ribentropp-Molotov donde se repartió con Rusia a Polonia. El 1 de septiembre de 1939 Hitler decide invadir Polonia y el 3 del mismo mes, Francia e Inglaterra declararon la guerra a Alemania. Utilizo una forma eficaz para alcanzar grandes cantidades de territorio entre 1939 y 1941, conocida como Blitzkrieg o Guerra Relámpago, cayendo bajo su dominio países como Francia, Dinamarca, Noruega y territorios en los Balcanes. Cuando Hitler decide invadir Rusia, tiene propiedad de casi toda Europa y parte del norte de África. La invasión a Rusia se dio el 22 de junio de 1941, aplicando la misma táctica anterior. Logró estar a las puertas de Moscú de no ser por el interés personar de Hitler de conquistar Stalingrado, a las orillas del Volga. Stalingrado fue la ciudad más decisiva para cambiar el curso de la guerra pues ofreció una gran resistencia lo que permitió que el invierno llegara, factor que mas preocupaba a los alemanes. Se suele asignar también el levantamiento de la moral de los rusos a un francotirador llamado Vasili Zaitsev, quien acabo con muchos mandos Alemanes con su escopeta.

A partir de Noviembre de 1941 los alemanes empezaron a retroceder en todos los frentes, en el este por el avance de Rusia y en el occidente por el de los estadounidenses y británicos. La guerra terminaría en Europa pocos días después de que Hitler muriese en Berlín el 30 de Abril de 1945 en su bunker, cuando los proyectiles Rusos estallaban cerca del lugar. Tomó cianuro y se disparó en la cabeza, al lado de Eva Braun, mujer con quien se había casado el día anterior.