Steve Jobs - Biografía


Steve Paul Jobs nace el 24 de febrero de 1955 en Los Altos, California, hijo de una estudiante universitaria quien decide dejarlo en adopción. Como él mismo comentaría mas tarde, su madre consideraba que quienes lo recibieran debían ser personas graduadas de universidad. Así, todo fue arreglado para que Steve fuese adoptado por un abogado y su esposa, pero ellos al final decidieron que querían una niña. Sus padres, que estaban en una lista de espera, y fueron llamados a media noche para saber si querían adoptarlo; ellos accedieron. Sin embargo, poco después de esto su madre biológica se enteró que la madre adoptiva no era graduada de universidad y el padre ni siquiera finalizó la secundaria, rehusándose a firmar los papeles solo hasta que ellos aseguraran que harían lo posible para que Steve se graduara de una universidad.

Paul Jobs, su padre, trabajaba en la compañía estatal de transporte ferroviario. Vivieron en Mountin View y en Los Altos, California, hasta que Steve se trasladó a Portland, Oregon para iniciar sus estudios universitarios en el Reed College. Asiste durante 6 meses como alumno pero al darse cuenta que sus padres estaban desperdiciando los ahorros de su vida en su educación, decidió dejarlos y asistir como oyente a las clases que realmente le interesaban, como caligrafía, muy útil en una de sus futuras creaciones: la Mac. Durante este tiempo dormía en el piso de los pasillos de la universidad o donde alguno de sus compañeros y canjeaba botellas vacías por el depósito para obtener comida. Aunque fueron épocas difíciles, comenta que amaba caminar alrededor de 7 millas para tener una buena comida a la semana en el templo de los Hare Krishna.

Jobs tomó un trabajo en Hewlett-Packard Electronics, donde estuvo durante un trimestre después de haber llamado personalmente a su cofundador, Bill Hewlett. Por esta época conoció a Steve Wozniak, un genio de la electrónica, con quien co-fundaría Apple Computer unos años mas tarde. Una de las primeras creaciones de ambos fue un dispositivo que llamaron "Blue Box", el cual permitía realizar llamadas gratuitas de larga distancia a cualquier lugar del mundo, de los cuales vendieron una buena cantidad.

Steve Jobs y Steve Wozniak

Comenzando 1974, Steve tomó un trabajo como diseñador de juegos en Atari Inc., pioneros en el desarrollo de sistemas electrónicos de entretenimiento. Durante este periodo ahorró lo suficiente para viajar en busca de espiritualidad a la India con un amigo de la universidad, Dan Kottke. Cuando regresó, empezó a asistir al Homebrew Computer Club, un club de creaciones electrónicas a las que también asistía su amigo Steve Wosniak. Sin embargo, Jobs no estaba interesado en crear dispositivos, ya que no era tan bueno como Wozniak, sino en venderlos, pues vio el poder comercial de estos. Así, convenció a Wozniak de crear un computador personal.

Ambos diseñaron la Apple I en la habitación de Jobs y la ensamblaron en su garaje. Jobs le enseñó su producto a un vendedor local de electrónica, quien ordenaría 25. Jobs contó con la asesoría de un amigo suyo, el antiguo CEO de Intel, para comercializar su maquina. El equipo se entusiasmó con la idea de crear y vender computadores así que para esto, Jobs vendió su Van Wolskwagen y Wosniak su calculadora científica Hewlett-Packard, ambos muy preciados para cada uno y con los cuales alcanzaron unos $1300 dólares para comenzar. Jobs animó a Wozniak a dedicar sus esfuerzos en la nueva empresa, por lo que este último renunció a su empleo en Hewlett-Packard. Jobs dio el nombre de Apple a la empresa según algunas versiones, debido a un trabajo de verano en una granja en Oregon, aunque otras afirman que fue debido a que esta era la fruta preferida de Jobs.

El Apple I fue comercializado en 1976 por un precio de 666 dólares. Este fue el primer computador con una board simple, interfaz de video integrada y ROM integrada. Ambos se las arreglaron para ganar $774,000 por las ventas del Apple I. Al año siguiente ya estaban diseñando la Apple II, que no se parecía en lo más mínimo a la Apple I, pues tenía circuitos integrados y una pantalla a color. Jobs incitó a muchos programadores a crear aplicaciones para la Apple II, lo que dio como resultado una biblioteca de más de 16,000 de estas. Para poder competir con IBM, Jobs trajo a Regis McKenna y Nolan Bushnell, siendo el primero el más reconocido relacionista en Silicon Valley.

Por su parte, Bushnell era un antiguo supervisor de Jobs en Atari. Este contactó a Don Valentine (un inversionista), quien a su vez incitó a Mike Markkula, el antiguo gerente de marketing en Intel, a que invirtiera en Apple. Con una inversión entre $91,000 y $250,000, Markkula se convirtió en presidente de la compañía en mayo de 1977. Al mes siguiente Michael Scott, director de manufactura en Semi-Conductor Inc., se convirtió en el nuevo presidente de Apple. Con Markkula, Apple consiguió créditos de $600,000 en capital proveniente de la familia Rockefeller y Arthur Rock.

Debido a las exitosas ventas del Apple II, la empresa obtuvo 139 millones de dolares en ganancias, un crecimiento de 700% en menos de 3 años. Con estos índices, Apple se hizo pública en 1980, haciendo millonario a Jobs. El precio de la acción pasó de 22 a 29 dolares el primer día lo que le dio un valor a Apple de 1.2 billones de dólares. Apple tuvo, en 1982, ventas por 583 millones de dolares más que en 1981, alrededor de un 74% superior. Aunque Apple era una compañía grande ahora, IBM tenía controlado el mercado gracias a que sus maquinas eran compatibles con muchos dispositivos periféricos. Jobs entonces trajo a John Sculley, antiguo presidente de Pepsi.

Jobs, Sculley y Wozniak

La compañía no pudo recuperarse de su tercera creación. La Apple III, que fue lanzada en 1981, resultó ser un completo desastre, con gran cantidad de fallas técnicas. Apple tuvo que recoger 14.000 maquinas, y tuvo problemas para vender la versión mejorada. Aparte de esto, Apple lanza en 1983 a Lisa, una maquina con una interfaz gráfica controlada con ratón, que aunque no se niega que fuese de buena calidad, tenía un precio de 10.000 dolares. Por otro lado, cada nuevo computador usaba un sistema operativo diferente del anterior. Jobs, en un intento de revitalizar Apple, crea la Macintosh. Esta tenía 128k de memoria y podía expandirse a 192k. Contaba con un procesador de 32-bits pero seguía siendo incompatible con dispositivos periféricos de otras marcas. La verdadera virtud de la Mac no era la memoria ni su capacidad de procesamiento, sino su interfaz gráfica amigable, su flexibilidad y su capacidad para desarrollar un excelente trabajo creativo. Según la imagen proyectada, la Mac se creo para la gente normal en un mundo empresarial. De hecho, para su presentación, se usó una campaña que sin duda es un hito en la historia del marketing y la computación, recreando el ambiente del libro "1984" de George Orwell, donde aparecen trabajadores de igual apariencia observando a su líder hablando en un pantalla gigante. De repente aparece un mujer atlética corriendo hacia la pantalla perseguida por guardias, quien lanza un martillo hacia esta haciéndola explotar y con el mensaje de "En enero del 1984, Apple presentará la Macintosh, y verás porque 1984 no será como 1984".


La Mac tuvo un gran éxito, pero debido a las innovaciones algo peligrosas de Jobs, Scully convenció al comité de quitarle poder. Scully decidió hacer cambios en la disciplina de la empresa al controlar costos y reducir mano de obra hasta que llegó a la conclusión que ya no eran necesarias las operaciones de Jobs. A Este se le asignó una oficina en un edificio contiguo al que él apodó "Siberia" y poco a poco se dio cuenta que ya no llegaban documentos importantes a su escritorio. Dio su número telefónico a varios miembros de la junta pero pocos lo llamaron para asuntos relevantes hasta que ya no tuvo sentido seguir en Apple. Luego de esto, vendió cerca de 20 millones en acciones de su posesión, paseaba largas horas en bicicleta por la playa sin saber que seria de su vida y viajó a Francia e Italia. Solo hasta agosto de 1985 tuvo la idea de crear una empresa dedicada a la educación llamada Next con ayuda de Paul Berg, dedicando sus esfuerzos a la creación de software en vez de hardware. Él consideraba crear un nuevo imperio con su meta mayor de poner un NextStep en cada habitación de estudiantes universitarios, pero ignoró la demanda real del mercado. Jobs, sin embargo, sentía que iba despacio pero seguro. Al principio NextStep tuvo problemas vendiendo sus maquinas, pues la gente prefería el sistema predominante: Microsoft DOS, difundido con los computadores de IBM y comercializado por Bill Gates y Paul Allen, creadores de Microsoft.

Con la aparición de la maquina Cube, se empezó a crear un ambiente en el que los programadores podían crear aplicaciones compatibles con este sistema. Con una buena plataforma las empresas empezaron a considerar viable la adquisición de maquinas Next, pues ahorraban tiempo, dinero y esfuerzos en la realización de aplicaciones importantes. Y todo gracias a que fue un sistema orientado a objetos, con una gran biblioteca de códigos que daba la capacidad a los programadores de encontrar errores fácilmente y solucionarlos. En 1993 Jobs compra Pixar, propiedad de LucasFilms (de George Lucas), una empresa de animación por computador y que se hizo conocida en todo el mundo por sus éxitos con películas desde Toy Story, A Bugs Life, Monsters Inc. y finding Nemo hasta The Incredibles y Cars. En un acuerdo interesante, Disney compra Pixar por 7.400 millones y otorga a Steve Jobs la presidencia de esta, ademas de convertirlo en el accionista mayoritario de Disney.

Con un buen sistema operativo sin mucho éxito comercial pero de gran importancia en el desarrollo de siguientes sistemas, se puso en la mira de muchas empresas, entre ellas Apple, que no estaba atravesando una buena etapa. Apple pone a Gilbert Amelio como CEO. Sin embargo, Apple compra Next en 1996 y Jobs logra desplazar a Amelio y convertirse en el nuevo CEO de esta en 1997, poniendo a su equipo de Next al frente de la empresa. La adquisición se dio por más de $400 millones de dólares y por 1.5 millones de acciones de Apple para Jobs, quien anunció la venta de un porcentaje de estas a Microsoft para estabilizar la empresa, e incluir, en futuras creaciones, varios aspectos como la compatibilidad con Java, ademas de Office e Internet Explorer, devolviendo la vitalidad a una empresa que estaba a punto de quebrar. Se denegó además la licencia del Mac OS para fabricantes de hardware independientes y se canceló el proyecto Newton, antecesor de los PDA y de las más recientes tablets, centrándose en pocas lineas de producción y dando paso a creaciones de mayor ímpetu como iBooks, iMacs, iPods, iPhones y iPads, creaciones que han marcado generaciones y revolucionado el mercado, sobretodo el de la música, con la creación de su tienda en línea iTunes Store.

Steve Jobs fue víctima de cáncer en el páncreas, del cual fue operado en ese entonces exitosamente. También fue sometido a un trasplante de hígado, alejándose por esta razón de la dirección de Apple entre enero y junio de 2009. Sin embargo, por complicaciones relacionadas con el cáncer, Jobs presentó su renuncia como CEO de Apple en agosto de 2011, dejando a cargo a Tim Cook.

Steve Jobs vivió con su esposa Laurene Powell, con quien se había casado en 1991, y con sus cuatro hijos en California hasta el 5 de Octubre de 2011, día de su muerte.