Pedro Alcántara Herrán - Biografía


Pedro Alcántara Herrán Martinez de Zaldúa nace el 19 de octubre de 1800 en Bogotá, Colombia. Hijo de españoles, estudio en el Colegio de San Bartolomé pero a los 13 años, en enero de 1814, dejó sus estudios e ingreso al ejercito Patriota como cadete. En la batalla de la Cuchilla del Tambo fue capturado por el ejército Realista, suceso que vivió junto a otros lideres importantes del país. Al no ser ejecutado como estaba previsto, debió servir al ejército Realista, donde ascendió a Capitán en 1821. Sin embargo, el 5 de mayo de 1822 pasó a filas Patriotas nuevamente bajo el mando del Antonio José de Sucre. Participó en las batallas de Corpahuaico y Ayacucho siendo oficial de caballería y en 1828 fue ascendido al grado de General por Simón Bolívar y nombrado intendente de Cundinamarca. En 1832 viajó al Vaticano, regresando al país para dedicarse a actividades privadas. Posteriormente viajó a Panamá, fue gobernador de Cundinamarca y secretario de relaciones exteriores. Entre 1839 y 1842 participó activamente en la guerra de los supremos a favor del presidente José Ignacio de Márquez y con ayuda del General Tomas Cipriano de Mosquera. En esta, el General José María Obando aprovechó las revueltas provocadas por los clérigos para rebelarse contra el gobierno de Márquez, luego de que este promulgase una ley para suprimir los conventos menores en Pasto. Obando fue derrotado por Herrán, Mosquera y Márquez, lo cual lo obligó a asilarse en Perú bajo el gobierno de Juan Crisóstomo Torrico.

Herrán siempre fue partidario de Bolívar, por lo que las ideas de Francisco de Paula Santander y del dirigente venezolano José Antonio Páez le eran indiferentes. Mientras estuvo en Europa estudió idiomas y física. En 1841, en plena guerra civil, se le propuso ser presidente de la república y aunque al principio no obtuvo la mayoría, el congreso lo ratifico como presidente y se posesionó el 2 de mayo. No obstante la guerra no había terminado y por tal razón su vicepresidente, Domingo Caycedo, lo reemplazó hasta 1842. En septiembre de ese mismo año se casó con Amalia Mosquera Arboleda, hija de Tomas Cipriano de Mosquera. La guerra dejó devastado el país así que las reformas de Márquez no tuvieron el resultado que se esperaba. Entre las obras de Herrán se cuentan el censo de 1843, la organización de ferias de exhibición de artesanías y productos industriales y la fundación de colegios misioneros. La educación recibió un impulso significativo y además, por obra del entonces ministro del interior Mariano Ospina Rodríguez, se implantó un nuevo plan educativo. Construyó la carretera del Quindío y admitió a los jesuitas de nuevo en el país.

Al terminar su periodo de gobierno trabajó como secretario de guerra. Cuando José María Melo derrocó a José María Obando, se dio inicio a una nueva guerra civil. Herrán agrupó los ejércitos del norte y del sur, comandados por Tomas Cipriano de Mosquera y José Hilario López respectivamente. Juntos prepararon y vencieron en el asalto a Bogotá donde se encontraban emplazados cerca de 7.000 soldados a favor de Melo en 1854. Siendo ministro plenipotenciario en Costa Rica, firmo el tratado Calvo-Herrán que fijo los límites de la nación con Costa Rica (en ese entonces Panamá era parte de Colombia) y posteriormente fue diplomático en Washington pero renunció en 1860, con motivo de la rebelión de Mosquera frente al gobierno de Mariano Ospina Rodríguez. Cuando Mosquera tomó el poder, Herrán tuvo grandes diferencias con él. Consecuencia de esto se le destituyó de sus funciones como embajador en Estados Unidos y se le quitaron sus rangos como militar, aunque en 1866 se le restablecieron. Tuvo cargos diplomáticos en Guatemala y El Salvador, y volvió a la nación para ser senador de Antioquia, su último cargo.

Herrán fue hermano de Antonio Herrán, arzobispo de Bogotá y primo de Francisco Javier Zaldúa, quien fuese presidente de la república más adelante. Pedro Alcántara Herrán muere el 26 de abril de 1872 en Bogotá.

1 comentario: