Pedro Nel Ospina - Biografía


Pedro Nel Ospina Vásquez nace el 18 de septiembre de 1858 en Bogotá, Colombia. Hijo de Mariano Ospina Rodríguez, presidente de la república entre 1857 y 1861, y de Enriqueta Vásquez, su tercera esposa. Poco después de la salida del poder de Mariano Ospina y de la siguiente persecución de la que fue objeto por Tomás Cipriano de Mosquera, la familia se refugió en Guatemala. Allí Pedro Nel asistió a una escuela jesuita. De regreso en Colombia, asistió a la Universidad Nacional de Antioquia en 1871 para estudiar medicina. Sin embargo interrumpió sus estudios debido a la guerra civil de 1876, incorporándose a las tropas conservadoras. Con su batallón viajaría a Cauca y participaría en la batalla de los Chancos, Garrapata y Arenillo. Derrotó a los liberales en Manizales y Antioquia bajo las órdenes del general Marceliano Vélez. Al terminar la guerra, en 1877 viajó a Estados Unidos para estudiar Ingeniería de Minas en la Universidad de Berkeley en California. Viviría además un tiempo en Alemania y Francia, regresando a Colombia en 1882. Durante la guerra civil de 1885 sería enviado a Estados Unidos para comprar armamento. Al regresar, viajó a Panamá y presidió el consejo de guerra donde se juzgó y condenó a muerte a Pedro Prestán después del incendio de Colon en agosto de 1885.

Ospina trabajaría como profesor de inglés en la escuela de Santo Tomás y en 1887 sería rector de la escuela de minas de Medellín. En 1890 seria parte de la asamblea de Antioquia. Fue también un empresario exitoso, llegando a tener varias haciendas cafeteras y siendo socio de diversas compañías, sobre todo en el área agrícola. Se presentaría nuevamente al ejército conservador con motivo de la derrota de este en la Batalla de Peralonso (15 de diciembre de 1899), acompañado por Carlos Eugenio Restrepo al formar el batallón Ospina. En noviembre de 1901 combatió en la batalla de Corozal, derrotando a Rafael Uribe Uribe, no obstante tuvo que retirarse cuando se encontraba cerca de Riohacha a causa de una enfermedad. Al poco tiempo, José Manuel Marroquín lo nombró ministro de guerra. En este momento, una facción de los conservadores estaba en desacuerdo con la forma de gobernar de Marroquín, y planearon devolver el puesto al legítimo presidente Manuel Antonio Sanclemente por medio de un golpe de estado. Entre los implicados estaba Pedro Nel Ospina. Marroquín se dio cuenta de los planes y ordeño capturar y desterrar a los conspiradores, incluido Ospina. Durante su destierro viajó a México, Europa y Estados Unidos. En 1902 regresó a Medellín, donde tenía una fábrica de textiles, dedicándose a ella y a sus haciendas cafeteras. Ese mismo año se casaría con Carolina Vásquez. En 1903 participó junto a Rafael Reyes y Carlos Eugenio Restrepo en una comisión destinada a arreglar las tensiones con Estados Unidos, con motivo de la separación de Panamá. Estados Unidos dio poca importancia a las demandas colombianas y la comisión fracasó, concluyéndose la separación de Panamá y la firma del tratado entre Panamá y Estados Unidos para la construcción del canal. Entre 1903 y 1910 fue senador de la república, época en que tuvo problemas con el presidente Rafael Reyes, quien procedía de una manera demasiado complaciente con Estados Unidos. Cuando Reyes renunció, Ospina hizo parte de la Asamblea Nacional Constituyente y en 1910 fue nombrado embajador en Washington y luego ejerció el mismo cargo en Bruselas y Ámsterdam. Al volver a Colombia ejerció como representante a la cámara en 1913 y mientras gobernaba Marco Fidel Suarez, fue nombrado primer designado y gobernador de Antioquia en 1918.

Fue elegido como presidente de la república entre 1922 y 1926, derrotando al candidato liberal Benjamín Herrera y sucediendo a Jorge Holguín. Planeó poner liberales en su gabinete pero ellos no aceptaron la oferta de Ospina. Su gobierno se destacó por haber traído al país un grupo de expertos en economía conocido como La Misión Kremmerer, dirigida por Edwin Walter Kremmerer. Esta misión dio como resultado la creación del Banco de la República, la Contraloría General de la República y el Banco Agrícola Hipotecario. Se organizaron las finanzas nacionales de este modo y se equilibraron los gastos y los ingresos. Se creó además la Superintendencia Bancaria. Recibió por parte de Estados Unidos la indemnización por la pérdida de Panamá, que ayudó a continuar obras publicas que habían estado paralizadas, al desarrollo de obras nuevas y a la modernización de la industria. El adelanto en materia ferroviaria fue notorio. Al finalizar el gobierno de Ospina en 1926, las vías férreas que se construyeron alcanzaban casi el doble de lo que había (900 kilómetros), además de dejar contratadas muchas más vías, llegando a 2.700 kilómetros en el año 1930, lo que contribuyó a impulsar las exportaciones de café. Los vuelos comerciales ya eran habituales al finalizar su periodo de gobierno y se estableció el sistema de correos aéreo. Se empezó además la construcción del oleoducto entre Barrancabermeja y Cartagena, terminado poco antes de finalizar su gobierno, en junio de 1926. En el ámbito diplomático, en 1924 quedaron resueltos todos los asuntos pendientes con Panamá, tanto de relaciones como limítrofes. Ospina entregó el poder el 7 de agosto de 1926 a Miguel Abadía Méndez, quien ganó al no tener contendor liberal. Años después, su sobrino Mariano Ospina Pérez llegaría a ser presidente de la república.

Pedro Nel Ospina muere el 1 de julio de 1927 en Medellín.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario