Rafael Reyes Prieto - Biografía


Rafael Reyes Prieto nace el 5 de Diciembre de 1849 en Santa Rosa de Viterbo, Boyacá, Colombia. Hijo de Ambrosio Reyes y de Antonia Prieto, fue educado en la Normal Agrícola en Duitama y en el Colegio de Boyacá en Tunja. En 1862 interrumpió sus estudios y se presentó como soldado ante las tropas conservadoras. En 1869 viajaría a Cauca para trabajar en la empresa que sus hermanos habían formado allí, llamada La Casa Reyes. Viajaría a Europa y de regreso en el país en 1875 viajó con sus hermanos a la Amazonia en la búsqueda de tierras aptas para la explotación de caucho y quina. En 1877, se casó con Sofía Angulo y para 1884 la empresa familiar se empezó a deteriorar como resultado de pérdidas tanto materiales como humanas. Aunque Rafael logró la adquisición de numerosas tierras en el sur del país, fruto de las expediciones, ninguno de sus hermanos sobrevivió y la empresa quebró en 1885. Ese mismo año se presentó ante el general Eliseo Payán del ejército conservador, donde se alistó como capitán para combatir en la guerra civil. Al poco tiempo fue ascendido a coronel y se le encargo un batallón. Finalizada la guerra, en noviembre seria miembro del Consejo de Delegatarios en Cauca para la creación de la nueva constitución política del país, donde tuvo serias diferencias en la concepción de esta con Miguel Antonio Caro, principal redactor de la constitución. Ya en 1886 debió luchar en Panamá contra tropas estadounidenses y panameñas separatistas en una de las varias revueltas en este departamento. En 1886 se encontraba en Panamá como consejero de guerra (siendo el presidente de este Pedro Nel Ospina), ocasión en la cual le correspondió el juzgamiento del rebelde panameño Pedro Prestán, quien sería el directo responsable del incendio de Colon (hecho que provocó en primer lugar la intervención de Estados Unidos en el istmo). Luego de solucionar el problema en Panamá fue enviado a Europa con fines económicos pero no tuvo mucho éxito y al año siguiente fue nombrado ministro de fomento por el presidente Rafael Núñez. Su habilidad como empresario le permitió rehacer su fortuna, basada en la producción agrícola de una hacienda adquirida por el cerca de Tocaima en 1888. Pasados varios años, fue nombrado ministro de gobierno en 1895 por Miguel Antonio Caro, aun sin simpatizar mutuamente. Caro quería que Manuel Antonio Sanclemente lo reemplazara pues tenían ideas en común y podía continuar con sus políticas, razón por la cual envió a Reyes a Paris con el fin de que no participara en las elecciones de 1898, pues había estado tomando fuerza su nombre para presidente de la república. Sanclemente ganó las elecciones y gobernó hasta 1900, cuando José Manuel Marroquín lo derrocó.

La esposa de Reyes, Sofía Angulo, moriría en 1898 y este no se volvería a casar. Aun en Francia se enteraría del inicio de la guerra de los mil días el 17 de octubre de 1899. Pasados 2 años y en plena guerra, Reyes se encontraba en México como delegado de Colombia en el Congreso Panamericano del 22 de octubre de 1901. Al año siguiente regresó a Colombia y en 1903 fue encargado junto con Jorge Holguín Mallarino y Pedro Nel Ospina para formar un ejército que recuperara Panamá por orden de Marroquín en los primeros días de noviembre. Sin Embargo el presidente de Estados Unidos, Theodore Roosevelt, envió más de 10 embarcaciones, incluido el Mayflower, para impedir el arribo de flotas colombianas, apoyando de esta forma la rebelión definitiva de Panamá. Colombia no soportaría una nueva guerra y menos contra Estados Unidos, por lo que Reyes optó por usar la vía diplomática con este país. Sin embargo poco habría de importarle al gobierno estadounidense una negociación sobre Panamá, pues cuando Reyes se encontraba en Washington se enteró de la firma del tratado Hay-Bunau-Varilla entre Panamá y Estados Unidos, en el cual Panamá negociaba por su cuenta la entrega de una franja de terreno a Estados Unidos para construir el actual canal de Panamá. Reyes volvió a Colombia y el ejercito que estaba en posición para invadir Panamá fue retirado de la zona. Habiendo terminado este episodio, Reyes fue elegido para reemplazar a José Manuel Marroquín, y se posesionó el 7 de agosto de 1904. Su gobierno se encargó de la restauración del país, construyendo diversas carreteras y ferrocarriles de manera organizada, habiendo creado para este efecto el ministerio de obras publicas. Ese mismo año sufriría un atentado contra su vida mientras se desplazaba por Bogotá el 10 de Febrero, después de una serie de acontecimientos, entre los que se cuentan el cierre del congreso nacional (debido a la negativa del organismo de aprobar medidas económicas necesarias para la recuperación del país), y numerosos arrestos y juzgamientos de políticos que fraguaban un golpe de estado en su contra. En 1905 se estabilizó la moneda con la creación del Banco Central y se logró también estabilizar la deuda externa por medio de créditos internacionales, lo que a su vez dio paso al desarrollo de las industrias mineras y textiles. Se dio impulso a pequeños agricultores para cultivar plátano, café y algodón y la organización del Ejército Nacional (que para el final de la guerra se encontraba politizado y dividido), por medio de la creación en 1907 de la Escuela Militar de Cadetes ubicada en Bogotá y de la Escuela Superior de Guerra en 1909.

La separación de panamá creó un sentimiento de rechazo hacia Estados Unidos por todo el territorio nacional. Aun así, Reyes intentó solucionar las diferencias entre Colombia, Estados Unidos y Panamá, y el 5 de enero de 1909 fue reconocida por parte de Colombia la independencia del nuevo estado, logrando también una indemnización por parte de Estados Unidos a Colombia. Pero este acto provocó la desconfianza de muchos colombianos, desembocando en disturbios a principios de marzo. Con un ambiente tenso, el 27 de julio se hizo oficial la renuncia de Reyes, dejando a cargo a Jorge Holguín Mallarino, y posteriormente viajó a Londres. Abandonó el país con gran parte de la clase dirigente enfurecida con él pues se rumoraba que Reyes se exiliaría en Estados Unidos.

Durante casi una década viajaría a diferentes ciudades de Europa, como Londres, Roma y Madrid, y permanecería un tiempo en Sao Paulo, Brasil en compañía de sus hijas. En 1918 el presidente José Vicente Concha le permitió volver al país. Rafael Reyes muere el 18 de febrero de 1921 en Bogotá.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario