Alfonso López Pumarejo - Biografía


Alfonso López Pumarejo nace el 31 de enero de 1886 en Honda (en ese entonces llamada San Bartolomé de las Palmas), Tolima, Colombia. Hijo de Pedro López y de Rosario Pumarejo, fue educado en su ciudad natal y luego su familia viajó a Bogotá, donde Alfonso entró al colegio San Luis Gonzaga y posteriormente al Liceo Mercantil. También recibió clases de profesores particulares entre los que se encontraba el ex presidente Miguel Antonio Caro. A la edad de 15 años viajó a Londres para estudiar finanzas públicas en el Brighton College. Al terminar viajó a Estados Unidos para estudiar economía política y finanzas. En 1903 se hizo cargo de la empresa de su padre, la Casa López, localizada en Nueva York. Al año siguiente volvería a Colombia y también se haría cargo de la empresa en Bogotá, logrando una experiencia incomparable en finanzas y administración. En 1910 se adhirió a las ideas republicanas de Carlos Eugenio Restrepo y Enrique Olaya Herrera con un periódico llamado El Liberal. El 19 de agosto de 1911 se casó con María Michelsen, con quien tuvo dos hijas y tres hijos. Uno de ellos, Alfonso López Michelsen, seria presidente entre 1974 y 1978. López fundaría en 1918 el Banco Mercantil Americano y se destacaría escribiendo para El Republicano y El Diario Nacional. Fue diputado a la asamblea de Tolima en 1915. Fue delegado en la Conferencia Económica en Londres para 1923 y dos años después fue representante a la cámara, donde hizo fuerte oposición a Pedro Nel Ospina y en especial a Miguel Abadía Méndez, quien accedió a la presidencia en 1926. En 1929 fue presidente de la convención liberal y gracias a la división de los conservadores, el partido liberal logró ganar las elecciones con el candidato Enrique Olaya. Desde 1930 fue senador de la república mientras continuaba con la dirección del partido liberal y al poco tiempo viajaría a Amsterdam como embajador. Sus funciones diplomáticas fueron de gran valor para Colombia en 1933 en la VII Conferencia Panamericana realizada en Montevideo y en el protocolo de Rio de Janeiro, donde quedó finalizado el conflicto territorial entre Perú y Colombia por el trapecio amazónico. Se presentó como el candidato liberal en las elecciones de 1934, siendo elegido al no haber participado el partido conservador en estas. Su gobierno estuvo marcado por tendencias socialistas, entre las que se encontraban la planeación de una reforma agraria y la no intervención de la iglesia en la educación, aunque se pretendía modernizar el país mediante políticas capitalistas de desarrollo a las industrias y empresas mediante créditos. Durante este periodo fue creada la ciudad universitaria, hoy parte de Bogotá y sede de la Universidad Nacional de Colombia, y se redujeron los impuestos para la clase baja y media. En 1936 se reformó la constitución, dando poder al estado para intervenir las industrias y las empresas del país, volviendo gratuita la educación en las escuelas públicas y garantizando el derecho a la huelga. A raíz de esto se crearon los primeros grandes sindicatos como la Confederación Sindical de Trabajadores y la Confederación de Trabajadores de Colombia. Como contraparte a la reducción de impuestos a las clases menos favorecidas, se aumentó el impuesto a la renta y los impuestos a las empresas, además de la creación de unos nuevos como el impuesto al patrimonio y el impuesto de exceso de utilidades. En 1938 se realizó un censo que dio como resultado 8.700.000 habitantes en el país.

Entregó en 1938 la presidencia a Eduardo Santos y como ex presidente viajó a Nueva York, volviendo a Colombia como candidato para una nueva presidencia de la república. Fue elegido en 1942, venciendo a Carlos Arango y aun a pesar de la debilidad de su facción del partido liberal y de la oposición que encontró en Laureano Gómez, a cargo del partido conservador. Se destacó en su segunda presidencia la declaratoria de guerra a la Alemania nazi y sus aliados, reteniendo y confiscando los bienes a los alemanes que se encontraban en Colombia. La enfermedad de su esposa María Michelsen y los problemas que enfrentaba políticamente como la avanzada conservadora, hizo que López tratase de renunciar en marzo de 1944, pero los obreros convocaron un paro dando su respaldo al presidente, logrando que este permaneciera en el poder. Para encargarse de la salud de su esposa, entre el 19 de noviembre de 1943 y el 17 de mayo de 1944 viajó a Estados Unidos, siendo reemplazado por Darío Echandia. El 10 de julio de ese mismo año, López fue hecho prisionero por un coronel en Pasto quien tenía la intención de derrocarlo. Sin embargo, Echandia asumió el poder, restableciendo el orden con las tropas leales al gobierno. López fue puesto en libertad en cuestión de días.

En cuanto a la reforma laboral, entre los decretos que firmó se encontraba uno sobre el pago de horas extras a los trabajadores y otro sobre la reducción del horario de trabajo a 9 horas. Esta reforma, que venía gestándose desde su anterior administración dio como resultado una fuerte oposición por parte de industriales y empresarios que desembocaría en la renuncia de López en 1945. Poco antes de su renuncia definitiva había dado la ciudadanía a las mujeres, sin tener derecho a votar aun y también prohibió a los militares sufragar. También declaró a Bogotá como distrito especial, estableció la elección de senadores por medio de sufragio y en el cuadro diplomático estableció relaciones con la Unión Soviética y Colombia empezó a formar parte de Naciones Unidas. Al hacerse efectiva su renuncia el 31 de julio de 1945, dejó la presidencia en manos de Alberto Lleras Camargo, quien terminó su periodo de gobierno. Fue entonces nombrado delegado ante Naciones Unidas entre 1946 y 1948, este ultimo año siendo presidente del consejo de seguridad. El 22 de enero de 1949 muere su esposa María en Bogotá. López fue nombrado embajador en Gran Bretaña. En Londres se casaría (por segunda vez) con Olga Dávila. Alfonso López Pumarejo muere el 20 de noviembre de 1959 en Londres.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario