José Ignacio de Márquez

jose ignacio de marquez

José Ignacio de Márquez fue un abogado y político colombiano conocido por haber sido el 3er Presidente de Colombia, entre 1837 y 1841.

  • Nombre: José Ignacio de Márquez Barreto
  • Nacimiento: 9 de Septiembre de 1793, Ramiriquí, Boyacá, Colombia
  • Muerte: 21 de Marzo de 1880, Bogotá, Colombia
  • Ocupación: Abogado, político y Presidente de Colombia (1837 – 1841)
  • Partido político: Partido Liberal Colombiano

José Ignacio de Márquez fue un hombre de características austeras y reservadas, de origen humilde, que escaló en el magisterio y en la vida pública gracias a su tenacidad en la aplicación de las leyes y una gestión impecable de los recursos públicos.

Durante su gobierno, sus reformas tenían como objetivo la organización fiscal de un país que acababa de dividirse (con la separación de Venezuela y Ecuador), y su enfoque casi obsesivo con la educación generó el inicio de una nueva guerra civil.

Biografía de José Ignacio de Marquez

José Ignacio de Márquez nació el 9 de septiembre de 1793 en Ramiriquí, departamento de Boyacá, Colombia, hijo de José Gregorio Márquez Castañeda, quién fuese alcalde de Ramiriquí, y de Juana María Barreto.

Juventud

Creció en la hacienda de ganado de sus padres, recibiendo estudios de parte del párroco Fernando Sarmiento y a finales de 1807, ingresó en el Colegio de San Bartolomé en Bogotá, donde se distinguió por su orden y seriedad. Fue en el colegio donde conocería a Francisco de Paula Santander, uno de los artífices de la independencia de Colombia.

En 1812, Márquez se graduó como bachiller en Derecho Civil y por 4 años realizo sus prácticas para acceder a la presentación del examen ante la Real Audiencia en 1817.

Independencia de Colombia

Poco tiempo después de terminar la Batalla de Boyacá, que concluyó con la guerra de independencia en septiembre de 1819, fue nombrado fiscal de la Corte Suprema de Justicia. En 1827 se casó con María Antonia del Castillo, con quien tuvo 4 hijas y 1 hijo.

En 1828 trabajó como rector de la universidad de Boyacá pero entre el 9 de abril y el 10 de junio de ese año presidió en dos ocasiones la Convención de Ocaña, una asamblea constituyente en la cual participaron Simón Bolívar y Francisco de Paula Santander, entre otros líderes de la Gran Colombia, para reformar la Constitución de Cúcuta y decidir el futuro de la nación.

Debido a su corta edad, se le debió habilitar la edad para ocupar su curul en el Congreso de Cúcuta, a disgusto de otros congresistas. Allí escaló hasta convertirse en Presidente del Congreso, donde posesionó a Bolívar como el Primer Presidente de la República.

No obstante, aunque Márquez apoyó la causa independentista liderada por Bolivar, pronto se daría cuenta que este quería instaurar una nueva monarquía, con él mismo como regente. Por está época José Ignacio de Márquez estaba ejerciendo como intendente de Boyacá y se opuso a las políticas del presidente.

Separación de Venezuela y Ecuador

La separación de estas dos naciones se dio en un periodo de inestabilidad política, con dos ideologías predominantes: el centralismo y el federalismo, que serían las ideologías precursoras de Partido Conservador y el Partido Liberal. Venezuela y Ecuador querían más autonomía, mientras que el gobierno en Bogotá no daba su brazo a torcer. Bolivar, ya débil por una enfermedad, dimitió de su cargo de presidente, siendo nombrado Domingo Caycedo en su lugar como presidente interino.

Márquez fue entonces nombrado por este como Prefecto de Cundinamarca y luego como Secretario de Hacienda. Desde allí ayudó en la organización de la naciente república de Nueva Granada (territorio que hoy es Colombia) en 1830, una vez la separación de Venezuela y de Ecuador se hicieron efectivas.

El 20 de octubre de 1831, José Ignacio de Márquez ocupó la Presidencia Interina de la República de Nueva Granada por un corto periodo, otorgada por el congreso, en reemplazo de Caycedo, y al año siguiente, con la llegada de Francisco de Paula Santander a la presidencia, Márquez sirvió como vicepresidente, reemplazando a Santander entre el 10 de marzo y el 7 de octubre, mientras Santander atendía asuntos en el exterior.

Presidencia de Nueva Granada

Entre 1837 y 1841, José Ignacio de Márquez ocupó la Presidencia de la República de forma oficial, convirtiéndose en el tercer presidente electo de la nación.

Entre sus obras de gobierno instituyó una gran política monetaria en la cual se gastaba solo en lo estrictamente necesario. Conservó los créditos pagando la deuda externa a tiempo y recortó los gastos públicos. También, estimuló la industria en general, pero sobre todo la del tabaco, que se encontraba al borde de la quiebra, y extendió la cobertura en educación dando como resultado el incremento del numero de colegios públicos a los largo del país.

La Guerra de los Supremos

En 1839 generó el descontento en gran parte de la comunidad religiosa puesto que, debido a su obsesión por la educación, promulgó y puso en marcha la ley en la que todos los conventos que albergaran menos de 8 religiosos se suprimían y debían ser convertidos en escuelas.

Por esta ley que sanciona, los religiosos se sublevaron contra el gobierno, aunque esta rebelión fue contenida por el gobierno en apenas 2 meses. Sin embargo, el general José María Obando, desde Pasto, aprovechó los desordenes para rebelarse contra el gobierno de Márquez, seguido por varios generales en todo el país, lo que dio inicio a la Guerra de los Supremos. Cada uno de los generales se declaró «supremo comandante» de su respectivo ejercito, de allí el nombre de esta guerra.

Márquez envió a los generales Tomás Cipriano de Mosquera y Pedro Alcántara Herrán a contener a Obando y además, pidió la ayuda al presidente ecuatoriano Juan José Flores para que interviniera desde Ecuador, evento que traería un enfrentamiento armado entre Nueva Granada y Ecuador posteriormente.

Mosquera y Alcántara Herrán derrotaron a Obando en la Batalla de Huilquipamba en 1840, pero los rebeldes aun no estaban vencidos y lograron llegar a las afueras de Bogotá. La ciudad fue defendida por el general Juan José Neira, derrotando a los rebeldes entre las poblaciones de Chía y Funza (al norte) y, al poco tiempo, Obando se asilaría en Perú, amparado por el entonces presidente Juan Crisóstomo Torrico.

Márquez, que se encontraba en Popayán, entró triunfante a Bogotá con Mosquera y Alcántara Herrán. Sin acabar aún la guerra, este último tomó la presidencia, pues el periodo constitucional de Márquez terminaba en 1841.

Últimos Años

Después de su gobierno, José Ignacio de Márquez fue rector de la Universidad Nacional, sirvió en el Congreso y también fue magistrado de la Corte Suprema de Justicia.

José Ignacio de Márquez murió el 21 de marzo de 1880 en la ciudad de Bogotá.

Obras

José Ignacio de Márquez tuvo un gobierno muy organizado fiscalmente. El legalismo y la austeridad fueron banderas de su gobierno y, en resumen, puso la educación por encima de todo, impulsando su Educación Popular con la construcción de escuelas y colegios en todo el territorio nacional.

Entre sus obras y reformas destacaron:

  • El ordenamiento de la Hacienda Nacional.
  • La repartición de la deuda de la Gran Colombia (con Venezuela y Ecuador), asumiendo Nueva Granada el 50 % de las obligaciones.
  • El impulso de la industria del tabaco.
  • El cuidado de los créditos internacionales, asumiendo cumplidamente el pago de la deuda externa.
  • La reducción del gasto público.
  • Dio protección a la agricultura y la industria frente a competidores extranjeros.
  • Promovió la educación cívica, enseñando a los niños el amor a la nación, sus deberes y derechos, así como los lineamientos del civilismo.
  • Fundó innumerables escuelas y colegios como el Colegio de Santa Librada de Neiva, el Colegio Académico de Cartago, el Colegio de la Merced (femenino) en Bogotá y muchos más.

Legado de José Ignacio de Márquez

Aparte de lo que hizo José Ignacio de Márquez en su gobierno, del impulso económico que dio al país y de la mejora de las relaciones con España, su dedicación por la educación y sus aportes a Colombia han sido reconocidos años después por gobiernos posteriores. En Colombia se otorga el Premio José Ignacio de Márquez, una condecoración importante para promover la investigación jurídica y económica.

También, se han fundado instituciones en su nombre como la Institución Educativa Técnica José Ignacio de Márquez en Ramiriqui, Boyacá, el Colegio de Boyaca, la corporación José Ignacio de Márquez.

Imágenes de José Ignacio de Márquez

Aquí encontrarás una serie de imágenes y fotos de José Ignacio de Márquez. Dale click derecho en cada imagen y abrir en pestaña nueva para verla en su versión original.

Última Actualización: 25 de Abril de 2019

Califica este artículo
[Total:2    Promedio:5/5]

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *